Franquiciar moda: cómo abrir una tienda de moda hombre o mujer

¿Quieres abrir una franquicia de tienda de ropa? Vamos a empezar con los números y a ver porque convendría decidir franquiciar moda. Se trata sin duda una de las perlas de la economía Europea que, no obstante el periodo de crisis, sigue impulsando su crecimiento.

A la hora de decidir emprender este negocio, podría ser necesario contactar con una consultoría con experiencia en el sector, ya que la elección de una tienda para hombres, mujeres y niños, no siempre es tan simple como parece.

Esto se debe a algunas, simples, razones. La primera, porque la creciente integración de los mercados mundiales aumenta la competencia y sólo aquellos que pueden contar con los fuertes hombros de una red y de una economía en grande escala pueden mantener los costos bajos. Desafortunadamente España tiene que hacer frente a una concentración de pequeñas y muy pequeñas empresas que están luchando para mantenerse en el negocio después de cada tormenta. La segunda razón: principalmente los negocios como las franquicias pueden contar con una estructura y una vocación internacional que a su vez se beneficia de los afiliados.

La conclusión sólo puede ser una: hay que crecer y confiar la protección y la seguridad de que sólo una red de franquicias puede proporcionar, ya que la competición es muy alta, sobre todo por lo que se refiere a pequeñas y medias empresas..

Y ahora: los requisitos para franquiciar moda:

  • Es necesario tener un local, de un tamaño medio (o sea a partir de 50 metros cuadrados y que, en algunos casos, puede llegar incluso más allá de los 100 metros cuadrados).
  • La inversión es de tamaño, hasta 100 mil euros, pero se puede de 20 miles de euros, dependiendo de muchos factores. Para obtener más informaciones sobre ubicación y tamaño del local, no hay mejor manera que pedir que una consultoría, como T4Franquicias, nos asesore.
  • En la mayoría de los casos, no es necesario pagar ningún derecho de entrada en la red sin cuotas mensuales, y no obstante se tendrá pleno derecho al que se suele llamar know-how.
  • No es necesario tener experiencia en el campo.
  • Los beneficios en términos de entradas de dinero, suelen ser muy altos.
  • Si ha decidido abrir una tienda de ropa por tu cuenta, pero no quieres correr riesgos excesivos, la franquicia es sin duda la mejor opción.